15 de Octubre de 2015

Sirdar realiza jornada de trabajo en equipo con el área comercial de Parque del Recuerdo

Fue un día largo pero gratificante. Cerca de 80 personas del área comercial de Parque del Recuerdo se animaron, pese al frío y pronóstico de lluvia, a disfrutar de una jornada outdoor donde trabajaron aspectos de comunicación, trabajo en equipo, y liderazgo.

El día comenzó con un contundente desayuno en el Club Militar de Lo Curro, para luego ascender el cerro Manquehuito. Este ascenso estuvo marcado por distintas estaciones, donde a cada grupo o “cordada” se le realizaban pruebas relacionadas con los valores de la organización y se les daban elementos necesarios para poder seguir subiendo al superar dicha prueba.

Felizmente, y sin lesionados mayores, todas las cordadas llegaron a cumbre, donde juntaron los banderines entregados en cada prueba y construyeron con ellos banderas de oración, similares a las que hoy existen en el Tíbet y otras regiones budistas. Luego vino el almuerzo en cumbre, y con ello un espacio de reflexión para aterrizar lo vivido y experimentado.

La jornada terminó con la charla “Everest: Un sueño hecho realidad” de Ernesto Olivares, donde hizo un llamado a nunca rendirse ni bajar los brazos al perseguir sus ideales y sueños, contando desde su propia experiencia cómo algo tan lejano como la cumbre del Everest para alguien sin los recursos se pudo conseguir mediante el trabajo duro, la disciplina, y el no perder la fe.

Fue un día largo pero gratificante. Cerca de 80 personas del área comercial de Parque del Recuerdo se animaron, pese al frío y pronóstico de lluvia, a disfrutar de una jornada outdoor donde trabajaron aspectos de comunicación, trabajo en equipo, y liderazgo. El día comenzó con un contundente desayuno en el Club Militar de Lo Curro, para luego ascender el cerro Manquehuito. Este ascenso estuvo marcado por distintas estaciones, donde a cada grupo o “cordada” se le realizaban pruebas relacionadas con los valores de la organización y se les daban elementos necesarios para poder seguir subiendo al superar dicha prueba. Felizmente, y sin lesionados mayores, todas las cordadas llegaron a cumbre, donde juntaron los banderines entregados en cada prueba y construyeron con ellos banderas de oración, similares a las que hoy existen en el Tíbet y otras regiones budistas. Luego vino el almuerzo en cumbre, y con ello un espacio de reflexión para aterrizar lo vivido y experimentado. La jornada terminó con la charla “Everest: Un sueño hecho realidad” de Ernesto Olivares, donde hizo un llamado a nunca rendirse ni bajar los brazos al perseguir sus ideales y sueños, contando desde su propia experiencia cómo algo tan lejano como la cumbre del Everest para alguien sin los recursos se pudo conseguir mediante el trabajo duro, la disciplina, y el no perder la fe.

Fue un día largo pero gratificante. Cerca de 80 personas del área comercial de Parque del Recuerdo se animaron, pese al frío y pronóstico de lluvia, a disfrutar de una jornada outdoor donde trabajaron aspectos de comunicación, trabajo en equipo, y liderazgo. El día comenzó con un contundente desayuno en el Club Militar de Lo Curro, para luego ascender el cerro Manquehuito. Este ascenso estuvo marcado por distintas estaciones, donde a cada grupo o “cordada” se le realizaban pruebas relacionadas con los valores de la organización y se les daban elementos necesarios para poder seguir subiendo al superar dicha prueba. Felizmente, y sin lesionados mayores, todas las cordadas llegaron a cumbre, donde juntaron los banderines entregados en cada prueba y construyeron con ellos banderas de oración, similares a las que hoy existen en el Tíbet y otras regiones budistas. Luego vino el almuerzo en cumbre, y con ello un espacio de reflexión para aterrizar lo vivido y experimentado. La jornada terminó con la charla “Everest: Un sueño hecho realidad” de Ernesto Olivares, donde hizo un llamado a nunca rendirse ni bajar los brazos al perseguir sus ideales y sueños, contando desde su propia experiencia cómo algo tan lejano como la cumbre del Everest para alguien sin los recursos se pudo conseguir mediante el trabajo duro, la disciplina, y el no perder la fe.

Fue un día largo pero gratificante. Cerca de 80 personas del área comercial de Parque del Recuerdo se animaron, pese al frío y pronóstico de lluvia, a disfrutar de una jornada outdoor donde trabajaron aspectos de comunicación, trabajo en equipo, y liderazgo. El día comenzó con un contundente desayuno en el Club Militar de Lo Curro, para luego ascender el cerro Manquehuito. Este ascenso estuvo marcado por distintas estaciones, donde a cada grupo o “cordada” se le realizaban pruebas relacionadas con los valores de la organización y se les daban elementos necesarios para poder seguir subiendo al superar dicha prueba. Felizmente, y sin lesionados mayores, todas las cordadas llegaron a cumbre, donde juntaron los banderines entregados en cada prueba y construyeron con ellos banderas de oración, similares a las que hoy existen en el Tíbet y otras regiones budistas. Luego vino el almuerzo en cumbre, y con ello un espacio de reflexión para aterrizar lo vivido y experimentado. La jornada terminó con la charla “Everest: Un sueño hecho realidad” de Ernesto Olivares, donde hizo un llamado a nunca rendirse ni bajar los brazos al perseguir sus ideales y sueños, contando desde su propia experiencia cómo algo tan lejano como la cumbre del Everest para alguien sin los recursos se pudo conseguir mediante el trabajo duro, la disciplina, y el no perder la fe.

Fue un día largo pero gratificante. Cerca de 80 personas del área comercial de Parque del Recuerdo se animaron, pese al frío y pronóstico de lluvia, a disfrutar de una jornada outdoor donde trabajaron aspectos de comunicación, trabajo en equipo, y liderazgo. El día comenzó con un contundente desayuno en el Club Militar de Lo Curro, para luego ascender el cerro Manquehuito. Este ascenso estuvo marcado por distintas estaciones, donde a cada grupo o “cordada” se le realizaban pruebas relacionadas con los valores de la organización y se les daban elementos necesarios para poder seguir subiendo al superar dicha prueba. Felizmente, y sin lesionados mayores, todas las cordadas llegaron a cumbre, donde juntaron los banderines entregados en cada prueba y construyeron con ellos banderas de oración, similares a las que hoy existen en el Tíbet y otras regiones budistas. Luego vino el almuerzo en cumbre, y con ello un espacio de reflexión para aterrizar lo vivido y experimentado. La jornada terminó con la charla “Everest: Un sueño hecho realidad” de Ernesto Olivares, donde hizo un llamado a nunca rendirse ni bajar los brazos al perseguir sus ideales y sueños, contando desde su propia experiencia cómo algo tan lejano como la cumbre del Everest para alguien sin los recursos se pudo conseguir mediante el trabajo duro, la disciplina, y el no perder la fe.

Fue un día largo pero gratificante. Cerca de 80 personas del área comercial de Parque del Recuerdo se animaron, pese al frío y pronóstico de lluvia, a disfrutar de una jornada outdoor donde trabajaron aspectos de comunicación, trabajo en equipo, y liderazgo. El día comenzó con un contundente desayuno en el Club Militar de Lo Curro, para luego ascender el cerro Manquehuito. Este ascenso estuvo marcado por distintas estaciones, donde a cada grupo o “cordada” se le realizaban pruebas relacionadas con los valores de la organización y se les daban elementos necesarios para poder seguir subiendo al superar dicha prueba. Felizmente, y sin lesionados mayores, todas las cordadas llegaron a cumbre, donde juntaron los banderines entregados en cada prueba y construyeron con ellos banderas de oración, similares a las que hoy existen en el Tíbet y otras regiones budistas. Luego vino el almuerzo en cumbre, y con ello un espacio de reflexión para aterrizar lo vivido y experimentado. La jornada terminó con la charla “Everest: Un sueño hecho realidad” de Ernesto Olivares, donde hizo un llamado a nunca rendirse ni bajar los brazos al perseguir sus ideales y sueños, contando desde su propia experiencia cómo algo tan lejano como la cumbre del Everest para alguien sin los recursos se pudo conseguir mediante el trabajo duro, la disciplina, y el no perder la fe.

Fue un día largo pero gratificante. Cerca de 80 personas del área comercial de Parque del Recuerdo se animaron, pese al frío y pronóstico de lluvia, a disfrutar de una jornada outdoor donde trabajaron aspectos de comunicación, trabajo en equipo, y liderazgo. El día comenzó con un contundente desayuno en el Club Militar de Lo Curro, para luego ascender el cerro Manquehuito. Este ascenso estuvo marcado por distintas estaciones, donde a cada grupo o “cordada” se le realizaban pruebas relacionadas con los valores de la organización y se les daban elementos necesarios para poder seguir subiendo al superar dicha prueba. Felizmente, y sin lesionados mayores, todas las cordadas llegaron a cumbre, donde juntaron los banderines entregados en cada prueba y construyeron con ellos banderas de oración, similares a las que hoy existen en el Tíbet y otras regiones budistas. Luego vino el almuerzo en cumbre, y con ello un espacio de reflexión para aterrizar lo vivido y experimentado. La jornada terminó con la charla “Everest: Un sueño hecho realidad” de Ernesto Olivares, donde hizo un llamado a nunca rendirse ni bajar los brazos al perseguir sus ideales y sueños, contando desde su propia experiencia cómo algo tan lejano como la cumbre del Everest para alguien sin los recursos se pudo conseguir mediante el trabajo duro, la disciplina, y el no perder la fe.

Fue un día largo pero gratificante. Cerca de 80 personas del área comercial de Parque del Recuerdo se animaron, pese al frío y pronóstico de lluvia, a disfrutar de una jornada outdoor donde trabajaron aspectos de comunicación, trabajo en equipo, y liderazgo. El día comenzó con un contundente desayuno en el Club Militar de Lo Curro, para luego ascender el cerro Manquehuito. Este ascenso estuvo marcado por distintas estaciones, donde a cada grupo o “cordada” se le realizaban pruebas relacionadas con los valores de la organización y se les daban elementos necesarios para poder seguir subiendo al superar dicha prueba. Felizmente, y sin lesionados mayores, todas las cordadas llegaron a cumbre, donde juntaron los banderines entregados en cada prueba y construyeron con ellos banderas de oración, similares a las que hoy existen en el Tíbet y otras regiones budistas. Luego vino el almuerzo en cumbre, y con ello un espacio de reflexión para aterrizar lo vivido y experimentado. La jornada terminó con la charla “Everest: Un sueño hecho realidad” de Ernesto Olivares, donde hizo un llamado a nunca rendirse ni bajar los brazos al perseguir sus ideales y sueños, contando desde su propia experiencia cómo algo tan lejano como la cumbre del Everest para alguien sin los recursos se pudo conseguir mediante el trabajo duro, la disciplina, y el no perder la fe.

  • 2 de Marzo de 2020

    No se pierda la conferencia de desarrollo de talentos más grande del mundo.

    Leer más
  • 25 de Mayo de 2018

    Calidad de servicio y mejores prácticas

    Leer más
  • 23 de Mayo de 2018

    Obama habla sobre desarrollo de personas

    Leer más
  • 14 de Mayo de 2018

    Entrevista de Rodrigo Lara Fernández a William Rothwell en ATD 2018

    Leer más
  • 14 de Mayo de 2018

    Programa de Formación Policenter

    Leer más
  • 14 de Mayo de 2018

    HRMining 2018

    Leer más
  • 28 de Noviembre de 2017

    Programa Estilo de Liderazgo Falabella

    Leer más
  • 16 de Noviembre de 2017

    Capacitación: desafíos y claves para lograr resultados

    Leer más
  • 26 de Octubre de 2017

    Sistemas de Gestión del Desempeño: 20 años de evolución

    Leer más
  • 31 de Agosto de 2017

    ATD 2017 y ATD – Latin American Summit 2017 | MAS Consultores a la vanguardia del talento, las tendencias y las mejores prácticas en Capacitación y Desarrollo Organizacional.

    Leer más
  • 22 de Agosto de 2017

    Con gran éxito se desarrolló el curso Evaluación del Impacto de la Capacitación

    Leer más
  • 27 de Junio de 2017

    SIRDAR empresa del Grupo MAS Consultores, permite cumplir una hazaña exitosa y la bandera Chilena una vez más se instaló en la cima más alta del planeta

    Leer más